Guardado en NOTICIASEtiquetas: ,

El pacto EEUU-China amenaza 2.700 millones en exportaciones españolas

Guardado en NOTICIASEtiquetas: ,

El pacto EEUU-China amenaza 2.700 millones en exportaciones españolas

El acuerdo entre EE.UU. y China pone en juego el 43% de lo que le vende España al país asiático.

 

EXPANSIÓN | Martes, 21 de enero de 2020

 

La cesión que Trump arranca a China, que se compromete a comprar 200.000 millones de dólares en productos de EEUU, provocará que Pekín deje de comprar a otros proveedores. Está en juego el 43% de lo que le vende España.

El acuerdo preliminar firmado el pasado miércoles entre Estados Unidos y China es un pequeño paso para Trump y un gran paso, pero hacia atrás, para la Unión Europea y el libre comercio. Aunque la noticia supuso un breve soplo de aire fresco para los mercados, tras casi dos años de guerra comercial, no sólo fracasa en arrancar importantes cesiones a China en materia de propiedad intelectual y subsidios. Además, pone en peligro la relación comercial entre la Unión Europea y el país asiático, donde España se juega más de 2.700 millones de euros en exportaciones, casi la mitad de todo lo que le vende a China (43%).

En esencia, el documento establece que Estados Unidos retira parte de los aranceles sobre productos chinos valorados en 276.000 millones de dólares (248.000 millones de euros). Eso sí, mantiene los gravámenes a otras importaciones del país asiático por 360.000 millones de dólares. A cambio, China se compromete a comprar 200.000 millones de dólares en productos estadounidenses, durante los dos próximos años, además de lo que ya compra. Actualmente, las importaciones de China a EEUU ascienden a 156.000 millones de dólares (140.000 millones de euros).

Tras conocerse los detalles del pacto, la Cámara de Comercio europea en China se echaba las manos a la cabeza: “¿Va a afectar a nuestras exportaciones en China? Posiblemente sí”, se lamentó horas más tarde el presidente de la Cámara, Jörg Wuttke.

La rúbrica de la Fase Uno, una suerte de acuerdo cogido con pinzas, en una ceremonia en la Casa Blanca a la que acudieron más de 200 invitados, parece más bien una maniobra del presidente, Donald Trump, que vender como logro de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.

Para Mario Esteban, investigador principal (Asia-Pacífico) del Real Instituto Elcano, es un nuevo fracaso: “Había esperanzas en que (Trump) lograra cesiones de China en propiedad intelectual y subsidios, pero el resultado demuestra que la vía unilateral no le lleva a ningún lado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *