Guardado en AéreoEtiquetas: ,

Estas son algunas opciones tecnológicas que el Gobierno tiene sobre la mesa para instalar sistemas de derribo de drones en aeropuertos

mujeres-guardia-civil-aeropuerto-madrid-barajas Guardado en AéreoEtiquetas: ,

Estas son algunas opciones tecnológicas que el Gobierno tiene sobre la mesa para instalar sistemas de derribo de drones en aeropuertos

El caos de Barajas el pasado lunes destapa la guerra millonaria por los contratos para instalar sistemas antidrones en aeropuertos españoles.

 

BUSINESS INSIDER | Miércoles, 12 de febrero de 2020

 

El vuelo de un dron este lunes cerca de las pistas de Barajas ha hecho sonar los tambores de guerra. Empresas de todo el mundo tienen distintas soluciones tecnológicas que dan respuesta a lo que ya es de facto una necesidad urgente para los aeropuertos españoles: un sistema que no solo detecte drones cercanos, sino que también los aleje, disuada o derribe.

Ya hay varios estudios de mercado que apuntan a lo que será el estallido de un sector empresarial, el de los servicios antidrón, que vivirá su época dorada a partir de este año. Según la firma de investigación MarketsandMarkets, moverá más de 2.000 millones de euros en 2024.

Aunque en un primer momento el grupo de trabajo compuesto por Interior, AENA, AESA, la Policía y la Guardia Civil —entre otras entidades públicas— ha elegido a la filial en España de Thales para hacer los ejercicios de prueba con los diversos sistemas antidrones, otras compañías como Indra ya han mostrado su interés por hacerse con los lotes de defensa de aeropuertos civiles.

Pero la cosa no estará entre Indra y la francesa Thales. En los últimos años han proliferado un buen número de compañías de distinto tamaño y pelaje en todo el globo. También en España.

Desde proyectiles antirredes a enjambres de drones que desactivan las potenciales amenazas, a sistemas de inhibición e interferencia y herramientas que aprovechan técnicas de inteligencia artificial para descartar falsos positivos. Las soluciones integrales de defensa antidrón para aeropuertos civiles suponen la suma de distintas tecnologías.

Peter Braun es experto en medidas antidrón y trabaja en Telespazio-Vega, una joint-venture de Thales y Leonardo. Explica a Business Insider España que a día de hoy existen los proveedores “suficientes” para instalar este tipo de contramedidas, si se tiene en cuenta los que hay “solo en Europa”. “La mayoría de ellos integran componentes de distintos fabricantes: la tecnología se ha desarrollado durante los últimos años y ahora es bastante madura”.

Estas son las soluciones de defensa antidrón que ya se están probando en aeropuertos civiles de todo el mundo.

Thales y su solución EagleSHIELD: desde enjambres de drones a interferir en las comunicaciones de las amenazas

Thales es la empresa que el grupo de trabajo de Interior, la AENA, Enaire y la AESA ha elegido para, en fase de pruebas, hacer una serie de demostraciones en aeropuertos como el de Madrid. La idea es que los aeródromos españoles puedan comprobar así el funcionamiento de las diversas soluciones que esta compañía ofrece.

El responsable del departamento comercial de Thales España, Daniel Gómez, advertía esta semana a Business Insider España que las soluciones de las que ellos proveen varían mucho: “Dependen del entorno”. Responder a las necesidades de un aeropuerto en particular requiere de un largo “proceso de interacción” con las autoridades.

A nivel internacional, la compañía ya está comercializando una solución integral que han bautizado como EagleSHIELD. Entre sus sistemas de detección e identificación de amenazas cuenta con un radar holográfico y sensores de infrarrojos y radiofrecuencia. Entre las contramedidas de las que dispone este paquete de servicios existen enjambre de drones de respuesta, armas de energía o interferencias.

El aeropuerto de Heathrow ya dispone de soluciones de Thales.

Indra y el sistema ARMS: evita los falsos positivos recopilando la información de aparatos autorizados

La multinacional española Indra también es consciente de las grandes posibilidades del sector antidrón. Por esta razón lleva desarrollando su sistema ARMS que es capaz de detectar amenazas en recintos aeroportuarios con radares de alta resolución.

La singularidad de este sistema es que emplea automatismos inteligentes para que el programa informático detecte qué tipo de dron es el intruso y así poder ejecutar la contramedida más adecuada para su derribo o intercepción. La multinacional española prevé además que en caso de que el recinto a defender sea muy grande, se pueden programar varios sistemas ARMS para que trabajen en conjunto.

A la hora de interceptar aparatos, aprovecha tecnologías de interferencia para interrumpir su guiado. Cuando un dron pierde el contacto con su base puede ser tomado por otro piloto o bien puede volver automáticamente a ‘casa’, circunstancia que las autoridades podrían aprovechar para detectar al intruso.

IPB System: una firma española que comenzó protegiendo gente VIP y que entre sus sistemas de intercepción cuenta con un proyectil con redes

IPB System es una consultora española especializada en seguridad para gente VIP. Sin embargo, ahora una de sus líneas de negocios más populares está bautizada como Drone Hunter —cazador de drones, en español—.

Lo explica Javier Molina a Business Insider España. Él es el director de la firma. “Hace tiempo detectamos que existe la posibilidad de que un dron grabase a unos de nuestros clientes en un momento inadecuado. Comenzamos a investigar lo que había en el mercado y nos pareció que lo que existía era caro o insuficiente. Hicimos un proyecto y desarrollamos nuestra tecnología de detención y neutralización”.

A pesar de sus orígenes, los sistemas Drone Hunter de IPB System ya están implementado en bases militares como la de Retamares. Molina admite que todas las firmas que tienen soluciones integrales de defensa antidrón hacen “lo mismo”: “Los detectamos por radar o sensores y a la hora de neutralizar las amenazas intervenimos la emisión de radio o le disparamos un proyectil con una red que lo tira y captura”.

En cualquier caso, la posibilidad de utilizar un arma lanzarredes se descartaría en aeropuertos grandes. Del mismo modo, Drone Hunter descarta el empleo de radares, ya que “la tendencia de los drones es que cada vez van a ser más pequeños y pueden volar por debajo de la orografía del terreno”. Por eso aprovechan otros instrumentos de detección.

Drone Guard, la opción de la israelí ELTA System que ya está probándose en aeropuertos de todo el mundo

Un radar que detecta todo tipo de drones, un sistema que los clasifica en función de las transmisiones que realizan, una cámara de infrarrojos y optoelectrónica que los traza en el aire y un emisor de interferencias que neutraliza los objetivos.

Estas son las herramientas con las que cuenta el sistema Drone Guard de ELTA System, una subsidiaria de Industrias Aeroespaciales Israelíes (IAI). Según el Jerusalem Post, ya se han vendido centenares de unidades de este sistema por todo el mundo.

De hecho, ya se ha comprobado su eficacia en aeropuertos europeos, latinoamericanos y del sudeste asiático durante las horas en las que las terminales estaban operando. También se aprovechó su infraestructura para proteger a los líderes mundiales durante el G20 de 2018, que se celebró en Buenos Aires.

Integra en su solución tecnología desarrollada por la empresa de defensa Rafael. ELTA System ha detectado una demanda creciente por parte de los operadores de aeropuertos desde el incidente con drones de Gatwich en diciembre de 2018.

ASDT System, otra firma española con una unidad móvil antidrones

Tanto el Ejército como la Policía Nacional han confiado en los servicios de ASDT System Europe, según han avanzado medios como Infodron Infodefensa.

Con este sistema se logró detectar a los pilotos de 195 drones que estaban volando fuera de la normativa, incluso a aquellos que se encontraban en lugares menos accesibles “como la terraza de un hotel, el interior de un establecimiento o el balcón de un domicilio”. Así lo explicaba la propia Policía Nacional en una nota de prensa.

A finales del año pasado se disputó el clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid con fuertes medidas de seguridad. Una de las acciones frustradas de Tsunami Democràtic fue el intento de sobrevolar el Camp Nou con pancartas a favor de la independencia de Cataluña.

ASDT ha trabajado en ocasiones en los aledaños del Camp Nou. En este caso, según ha explicado en otras ocasiones el CEO de ASDT, Ron Hely Teixeira, se utiliza una unidad móvil antidrones.

SkyDome, DroneHunter, DroneHangar y TrueView, los sistemas de Fortem, la opción del Departamento de Defensa de EEUU

Fortem es una de las principales proveedoras de servicios antidrones en el mercado estadounidense. Tanto es así, que hace solo unos días confirmaron que el Departamento de Defensa les había premiado con un contrato de la Unidad de Innovación en Defensa de la administración americana.

La compañía cuenta con un nutrido número de soluciones antidrones, pero una de las más llamativas es la de drones que cazan otros dispositivos autónomos voladores mediante el lanzamiento de una red.
Esta tecnología, bautizada como Drone Hunter —al igual que la de la española IPB System— se complementa con otras instalaciones, como SkyDome, que evita mediante sensores falsos positivos —y que lo que acabe enredado sea, por ejemplo, un pájaro—.
Según varios medios estadounidensesel Pentágono está invirtiendo millones de dólares en tecnologías antidrón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *