Guardado en NOTICIAS

INVERSIÓN MILLONARIA Y POSITIVA PARA LAS INFRAESTRUCTURAS DE LOS PASAJEROS EN EL AEROPUERTO DE BARAJAS, FRENTE AL TOTAL OLVIDO Y DESATENCIÓN PARA “LA CARGA”

Guardado en NOTICIAS

INVERSIÓN MILLONARIA Y POSITIVA PARA LAS INFRAESTRUCTURAS DE LOS PASAJEROS EN EL AEROPUERTO DE BARAJAS, FRENTE AL TOTAL OLVIDO Y DESATENCIÓN PARA “LA CARGA”

plan-director-barajasHace unos días el Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentó a los medios de comunicación el Plan Director del Aeropuerto de Barajas para los próximos diez años, consistente en una inversión de 1571 millones de euros para remodelar las tres Terminales antiguas y ampliar la T4.

La mayor ausencia y olvido del Plan Director del Aeropuerto de Barajas, es una vez más “LA CARGA”, referida a los medios e infraestructura necesarios para potenciar el sector de la carga aérea y de este modo el comercio exterior nacional, máxime habiendo sido uno de los elementos más decisivos de nuestro País para salir de la reciente crisis económica, y que a nuestros políticos les gusta poner de manifiesto y en valor reiteradamente; aunque a la hora de la verdad cuando se tienen que realizar inversiones en infraestructuras y tutelar las mercancías que generan y conforman nuestras exportaciones, la desatención y olvido por parte de la Administración es total; así como la falta de servicio que requiere la carga por parte de los Organismos Públicos que trabajan en la Aduana.

Uno de los despropósitos cuando se construyó el actual Centro de Carga de Barajas en 1997, y que el colectivo de los Transitarios madrileños destacó en su momento, fue el deficiente estudio de las infraestructuras necesarias para la Carga en relación con las existentes en otros aeropuertos de nuestro entorno europeo, y en concreto, la ausencia de construcción de un centro único para las mercancías sujetas a inspección -PIF, Puesto de Inspección Fronterizo-, teniendo en cuenta que en el aeropuerto de Barajas más del 50% de las expediciones, tanto de exportación como importación, están obligadas a filtros por las Inspecciones Especiales de la Administración (Farmacia, Sanidad, Veterinaria, SOIVRE y FITO), habiendo generado desde entonces unos retrasos importantes  en la ultimación de los controles e inspecciones a las mercancías, con perjuicios operativos evidentes como desvíos de expediciones, con destino final España, a otros aeropuertos de la UE y las correspondientes consecuencias económicas para los Operadores e Importadores nacionales, debido a los deficientes servicios que prestan los indicados Servicios Especiales de Control al tener que desplazarse para realizar los correspondientes controles a las distintas instalaciones de las Compañías de Handling, con una falta de disposición y servicio manifiesta en muchos casos, limitando al máximo sus salidas para realizar su trabajo, circunstancia que ralentiza de forma considerable los envíos y la celeridad exigida en este tipo de mercancías. Cuando en realidad se debería tener un edificio único como PIF con las instalaciones necesarias, según la normativa de la UE, para ejecutar las inspecciones de las mercancías por los Servicios Especiales de la Administración indicados y la propia Aduana, con presencia física de todos los Inspectores en las propias instalaciones para evitar limitar el número de controles que actualmente imponen a los Operadores, y en algunos casos con información previa de 24 horas para tener derecho a la inspección Especial de las mercancías de importación al día siguiente, y posterior control por parte de la propia Aduana, consiguiendo con ello incrementar los tiempos y costes, y por ende, la mejora de calidad en el servicio de las operaciones de comercio exterior.

No obstante lo anterior, el colectivo de los Transitarios-Representantes Aduaneros que represento viene demandando desde septiembre/2012 a la Directora General del Departamento de Aduanas e II.EE, como Autoridad nacional aduanera, la puesta en marcha en nuestro país de la Ventanilla Única Aduanera (VUA), regulada en el nuevo Código Aduanero de la Unión -CAU- con el fin de facilitar la actividad de las empresas y garantizar al mismo tiempo un nivel adecuado de control de las mercancías que vayan a entrar o salir del territorio aduanero de la Unión, siendo conveniente que la información que suministren los operadores económicos sea compartida entre las Autoridades aduaneras y otros Organismos Especiales (Farmacia, Sanidad, Veterinaria, SOIVRE, FITO, etc.) que participen en ese control y que deberá armonizarse de forma que el Operador económico solo tenga que presentar la información “una vez” y que las mercancías sean controladas por esas Autoridades “al mismo tiempo y en el mismo lugar”.

En la actualidad, en todas las aduanas españolas se tienen que presentar tantas solicitudes de despacho como Organismos a controlar las mercancías correspondientes, además de la Aduana, “llegando incluso algunas expediciones a tener que pasar 5 ó 6 controles en distintos momentos y por Organismos que dependen de Ministerios diferentes, con la pérdida de tiempo que ello representa, el alto riesgo de deterioro de las mercancías y sobre todo el coste económico del posicionado de la expedición”.

Señalando por todo ello, la necesidad de invertir en medios para reducir los tiempos y costes en las operaciones de comercio exterior, que mientras no se construya en el Centro de Carga del Aeropuerto de Barajas un edificio destinado como PIF- Puesto de Inspección Fronterizo para el control de todas las mercancías sujetas a estos controles, no será posible implementar la referida Ventanilla Única Aduanera (VUA) por problemas operativos evidentes ante la falta de esta infraestructura esencial del PIF único, y poder gestionar de forma más eficaz y eficiente los recursos económicos y humanos de todos aquellos Organismos que desarrollan sus trabajos en frontera, proponiendo como alternativa para evitar las dificultades de entendimiento existentes entre los distintos Ministerios que intervienen en las Aduanas e impulsar definitivamente la VUA en nuestro país, asignar a un solo Organismo con capacidad funcional la estructura organizativa actual de los servicios de control en frontera, centralizando la actividad de todos los funcionarios adscritos a los indicados Servicios y ubicados en las instalaciones del PIF referido. Cuya construcción es ineludible para lograr el servicio de calidad que la carga aérea requiere para evitar no sólo el desvío de mercancías a otros países de la UE; sino también la pérdida de recaudación de impuestos y aranceles aduaneros que esos desvíos suponen para el Erario Público de nuestro país.

En consecuencia, se hace imprescindible que el Ministerio de Fomento, a través de AENA como propietaria de las 1000 hectáreas de suelo adyacente al aeropuerto, (i) invierta en la construcción de un PIF para la carga; (ii) dote al recinto aduanero de Barajas de las medidas se seguridad oportunas tan demandadas por los usuarios para evitar los robos de mercancías e inseguridad de sus instalaciones; y (iii) dedique medios y atención para potenciar la carga del aeropuerto de Barajas, en lugar de asumir -AENA- únicamente el papel de inmobiliaria del Edificio de Servicios Generales, dedicado a oficinas en alquiler para los Operadores de carga (Transitarios-Representantes Aduaneros, Compañías Aéreas y Compañías de Handling); aunque lamentablemente, por las elevadas rentas establecidas a día de hoy, la falta de sensibilidad comercial y empatía con la Comunidad de Carga por parte de los responsables de AENA, se encuentra al 50% de su capacidad cuando en su momento alcanzó una ocupación plena en sus inicios, habiéndose marchado del edificio hace años las entidades bancarias (2), bares (3) y restaurantes (3), y recurrir a instalar un chiringuito de 10 m2, cubierto por el hall abierto del edificio para que los usuarios de las oficinas y visitantes puedan tomar un café o refresco, con las inclemencias del tiempo, situación que contrasta con el equivocado nivel de alta categoría que comercializan el edificio, frente al malestar generalizado de los usuarios del mismo.

Por todo ello, se hace necesario un Plan de inversión y desarrollo de las infraestructuras para la carga en el aeropuerto de Barajas por parte del Ministerio de Fomento, en la línea de lo expuesto, acorde con el despliegue comercial y la política de potenciar nuestro comercio exterior que todos deseamos, permitiendo un mayor impulso y auge para nuestra economía nacional.

 

Cesáreo Fernández Crespo

Secretario General.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *